23 may. 2010

fingir.



Tus labios, que ahoguen mi sed, que me envuelvan en ternura, que no me dejen otra vez.

Para qué fingir que lo único que quiero es rozar otra vez tu piel, sentirme libre y volver a nacer.

Perderme entre tus sábanas como si fuera el único sitio dónde pudiera estar a salvo.


2 comentarios: