30 may. 2010

Gramos





Yo cruzé la línea blanca un día. Fué una noche con su amanecer.
Puse un par de rombos en mi vida, hice un viaje al mundo que no ves.
¿Cuántos gramos pesa mi alegría? ¿Cuánto pesa el miedo a ser feliz?
Pude ver los restos de una fiesta, restos de mi vida junto a tí.
Pude ver la soledad tan cerca, y a tí tan lejos de mí.
Me dejé llevar por una tontería, pensé que te quería un poco más que a mí.

26 may. 2010

Inexplicable


















Como la sonrisa de aquel niño, que cautivó el corazón del mundo.
Que creó nuevas sensaciones, que abrió las puertas de un mundo diferente.
Pensando que, a pesar de las diferencias, todo puede cambiar. Por muy mala que sea su vida, siempre habrá algo por lo que sonreir.
Y es esa ayuda que debemos dar, de ellos deberíamos aprender. Ellos, que sonrien a pesar de tener pocos o nulos motivos, ellos que no tienen nada.
Y aquí estamos nosotros, quejándonos como inútiles, diciendo: buf, no me podría ir peor.
Pues sí, siempre puede ir a peor, y sin embargo, ahí estamos otra vez, llorando y quejándonos.
Somos inútiles.
No tenemos cabeza.
Cuando a alguien se le ocurra pensar un poquito en ellos, ya estará todo perdido.
Porque nosotros tendremos muchas oportunidades de salir adelante.
Porque no deberíamos quejarnos, ni pensar que no somos afortunados.

24 may. 2010

siempre en el recuerdo.


Me lo dió todo. Nací, y se adaptó, me cuidó e hizo lo posible por hacerme feliz. Cogía mi mano y me llevaba por nuevos caminos, me elevaba y me hacia sentir libre. Me enseñó todo lo que sabía, y se propuso hacer de mí alguien que valía la pena. Cantaba, reía, jugaba conmigo. Yo me enfadaba con él por cosas muy simples y tontas, y casi nunca me digne a pedirle perdón. A medida que pasaba el tiempo nos ibamos distanciando, pero jamás pensé que lo haríamos tanto. Ahora es la época de echarle de menos, de sentir su ausencia, de recordar los buenos como los malos momentos. De recordar como me llevaba en su moto, y sentíamos la libertad en estado puro, la melena al viento y las piernas colgando como si de un abismo se tratara. De recordar la fecha en la que todo acabó, en la que mi mundo cambió, y la tristeza apareció.De quererle mas que nunca.
Orgullosísima de ser su hija.
18/06/2008.

sonrisas




Me encanta mirar hacia el mar.Se respira calma. Cada granito de arena me parece un mundo.

Los niños que tengo a mi lado juegan a hacer castillos de arena y a traer agua en cubos, sin siquiera tener noción del tiempo. Sin saber que dentro de unos años todo se complicará y tendrán que afrontar la cruda realidad.


Recuerdo cuando yo también era así.


Mi padre se acercaba hasta mí, me cogía de la mano, me llevaba por toda la orilla para buscar "tesoros", y explorar nuevos rincones que para mí eran nuevos mundos.


Mi madre nos esperaba con algo para comer, y yo le sonreía con la felicidad nata de un niño.


Ahora me encuentro tumbada, con mi libro preferido entre las manos, y con una sonrisa entre los labios.


Quizá los momentos mas felices del pasado sean los mas tristes del presente.






23 may. 2010

untouched


Camino por las zonas de bares y de prostitutas, sin un camino a seguir, ni nada que perseguir.

Tengo deseos impuros y pienso en fumarme lo infumable, en fumarme tu locura, tu lujuria y tus mentiras.

Paseo por los callejones caminando entre la gente, como si todo no fuera mas que niebla, y nada se inmutase a mi paso.

Me encanta ver nuestras miradas bailar, intoxicadas de pasión, de drogas, de alcohol.

Me resvala lo que digan, no eres más que otro clon de esta generacion sin personalidad.

Que a mi lo que me gusta es pasar, beber, fumar, follar, dejarme en paz, vivir vuestra vida sin más.

all this years







Now he's gone, now he's gone, I'm lost again.
Now he's left, now he's left, I cannot breath. Hey! can you save me?save me 'cause I'm lost, we're losing seconds.
I saw the stars cry slowly, when you were gone, all these years of missing, and now they're bleeding.


De cristal


Son de amores, amores que engañan, amores que agobian, amores que juegan, amores que faltan.
Deja de llorar y secate esas lagrimíllas de cristal, que el tiempo volverá seguro a rescatar toda esa fantasía.

hazlo




Ríe, que no queda otra salida, que es lo que hay que hacer.
Nunca pienses en dos cosas: ni el pasado ni el futuro.
Vive el presente, rie, y sueña.



fingir.



Tus labios, que ahoguen mi sed, que me envuelvan en ternura, que no me dejen otra vez.

Para qué fingir que lo único que quiero es rozar otra vez tu piel, sentirme libre y volver a nacer.

Perderme entre tus sábanas como si fuera el único sitio dónde pudiera estar a salvo.


20 may. 2010

Segundos

Ya es la hora. Me acerco al reloj de la plaza, y cuento los segundos como si fueran los botones de mi camisa.
La luna brilla en el cielo como una sonrisa en la boca de un niño. Mis pies titubean, no saben si avanzar o dar media vuelta.En cambio yo, tengo muy claro lo que quiero.
Te quiero a tí.
Doy media vuelta, y me encuentro con unos brazos que me abrazan y una mirada cálida que ya conozco. Sonrío y te abrazo.
Vuelvo a mirar el reloj, pero esta vez no cuento los segundos; ya no me importa ni el tiempo ni el lugar.
Ahora solo me importas tú.

19 may. 2010

Porqué.


Porqué cuando sonríes el sol se queda pequeño, porqué cuando me acaricias mi piel se eriza y mis sentidos se agudízan.

Porqué cuando me besas haces que un pensamiento impuro recorra cada fibra de mi ser.

Porqué cuando me miras y me dices que me quieres ya nada importa y solo existimos nosotros dos sobre esta tierra de prejuicios e injusticias.

Porqué nada mas irte mi corazon se estremece y mi pensamiento solo se encuentra en un rincon oscuro como la noche.

Dicen que el tiempo y el olvido son como hermanos gemelos, que vas echando de más, lo que un día echaste de menos.


Dulce locura que me regala tu amor.
Dame algo por lo que sonreir y te daré algo por lo que vivir. Una imagen vale más que mil palabras, pero tu mirada cambiará el mundo algun día.
Yo también siento esas ansias de rendirme y abandonarme a tí, de darlo todo en un segundo y después recibir la calma que me han traído tus besos.
De aferrarme a un sentimiento de duda con temor, de pasión con lujuria, de miedo con amor.

Sonrisas: magia y locura.


Ya no me acuerdo, ni de tu risa, ni de tu prisa por darme un beso.

Ni que boton de tu camisa desabrochabas primero, y que culpa tengo si ya no me acuerdo.

Pero haciendo un gran esfuerzo aun veo tu mirada en cada espejo.