20 jul. 2010


Pocas personas me dicen lo que debo hacer.
Y las pocas que lo hacen todas ellas me hacen perder.

Por eso ahora he decidido seguir mis propias reglas del juego, y no tener que arrepentirme luego.




2 comentarios: